El Toro de Barro

El Toro de Barro

sábado, 12 de enero de 2013

"La estufa", de Carlos de la Rica

La estufa


Según el frío viene, enciéndese la estufa.
A cada hora,  en cualquier rincón del tiempo,
la estufa pónese a cantar como una tonta;
mas, roja de vergüenza, exhíbese en seguida.

Llegan inquietos seres rojos envueltos en cortinas,
borrachos llegan con sus violines de inapreciables humos,
pónense a volar por los recintos esos
donde zurce mi madre los calcetines sápidos,
y luego por los tumbos vanse diciendo adiós con el pañuelo.

yo me atengo a los hechos: la estufa gusta
de enjambres llameante con lagartijas foscas,
algo así como hormigas invasoras,
que tal vez se lleguen a nosotros mismo
con halago arenoso de bella diosa copta,
pretendiendo, hasta incluso, quedarse en nuestras manos,
a la pared subirse, colgarse a los retratos.
Acostumbra el calor a meterse por las piernas,
dejar canales rojos que rieguen el vello de las piernas.

Contémplase la estufa por otro lado: estatua
finge con algo de vestal un tanto cotidiana,
que suélese pasar la vida en flujos y reflujos
y a tener dolor se pone así la miran.

Nadie, por tanto, extráñase si afirmo
que la estufa parece un ser humano:
mujer sospecha con fruto en su vientre,
hombre semeja crepitando hastíos,
con la indolencia de un bostezo roto.
Pero, no obstante, nos defrauda la mañana
cuando, al verla tan fea, su hierro nos enfría*



De su libro
El Toro de Barro,
Cuenca 196o.





Otros poemas de

"La Casa"

"La estufa"

"El libro"

"Versos para Dios"

"A Ezra Pound"

 

 

Otros poemas de Carlos de la Rica

 

 

 


__________________________
© Herederos de Carlos de la Rica
En caso de reproducción, rogamos se cite la autoría.
  

Poeta de El Toro de Barro