El Toro de Barro

El Toro de Barro

lunes, 21 de enero de 2013

"Cámara oscura", de Joaqum, Amat-Piniella


 mara oscura




He olvidado qué hay tras los muros que me cercan.
No sé por qué el tiempo se desentiende de este dolor.
El mundo es silencio.
La vida es espera.
Soledad la muerte.
¿No ha venido nadie en esta noche de ceguera?
Nadie que trajera el mandato de los poderosos,
nadie que levantase la voz de los caudillos.
¿Por qué habláis, soldados, si nadie os comprende?
¿Por qué calláis, poetas, si en cada puerta ponéis la luz?
Y yo entre estos muros,
entre cortinas de sangre infecunda...
Yo que espero cosechas generosas,
y amores prolíficos,
y universos de paz.
Oh, el miedo del no ver, del no saber, del no sentir:
heridas las manos de andar a tientas,
encendido el pensamiento de preguntar sin respuesta,
sordos los oídos de esta martilleante mudez.
¿Quién querrá rescatarme de esta cámara oscura?
¡Venid, caballeros dorados de los días de sol!
Que los campos devastados no son estériles
y yo, que callo entre silencios, hablaré...




K. L. Mauthausen,
Noviembre de 1944





 
_______________________________________
© Del poema, herederos de Joaquín Amat-Piniella
© De la traducción, Carlos Morales 
 En caso de reproducción, rogamos se cite la autoría.


 






























 
Series Cartas Khalo Faro Ícaro Burka 




2 comentarios:

Myriam dijo...

El poeta ha hablado, nos queda la esperanza.

maria emilia ayuso dijo...

El poeta así es el órgano real productor de fe: por él lo plenamente individual adquiere una dimensión social, una relación universal.